viernes, 18 de abril de 2014

Viernes Criticón: Capitán América, El Soldado de Invierno

Lo bueno de ir al cine el día que juega el Real Madrid contra el Barça es que las salas, a pesar de que sea miércoles (hecho que conlleva el mísero precio por entrada de 3,90 euros), van a estar más vacías de lo habitual. Por eso, y porque llevaba ya la obscena cantidad de una semana y media sin pasar por mi segunda casa, decidí darme un homenaje y acudir al cine a ver – por ejemplo – la nueva película del llamado “primer vengador” (aunque podría equivocarme: no sé si es el primero, el segundo o el octavo).

El que escogiese esta película se debió a que había leído buenas críticas de ella, a que me picaba la curiosidad (por eso de haber visto la mediocre primera entrega) y a que no encontraba a nadie que quisiese acompañarme a verla. Por lo tanto, no desaproveché la oportunidad que me brindaba el final de la copa del rey: una buena excusa para ir al cine solo.

● Año: 2014
● Director: Anthony y Joe Russo
● Cast: Chris Evans, Scarlett Johansson, Sebastian Stan, Anthony Mackie, Cobie Smulders, Samuel L. Jackson, Robert Redford, Emily VanCamp…
● Música: Henry Jackman
● Duración: 136min



La secuela a la primera entrega del Capitán América (que, por cierto, no me pareció para nada destacable cuando la vi hace ya ¿tres años?), a pesar de haber recibido múltiples y sonoros aplausos, en el fondo no deja de ser lo que todos sabemos que es: una película de superhéroes.

Es evidente que no estamos ante un Hombre de Acero (filme que suscitó exageradísimas críticas y que a mí, personalmente, me fascinó), tampoco ante ese renacimiento de los X-Men con una dignísima y brillante Primera Generación, ni tampoco ante esa saga arácnida que siempre criticaré con dureza (lo siento mucho, Raimi&McGuire). Capitán América: El Soldado de Invierno es una película más de superhéroes que, sin embargo, y muy en contra de otros filmes de este estilo, consigue gustar a pesar de los defectos que pueda tener.

¿Por qué ocurre esto? Pues porque, simplemente, este filme es capaz de construir una sólida y creíble historia que, además, está llena de giros temáticos inesperados y de personajes que, pese a estar manchados por todas partes de clichés, son mucho más que aceptables. Además, y por si no fuera poco (recordad que estamos ante un filme puramente comercial), el protagonista por fin hace lo que no hacía en su anterior entrega: demuestra por qué es un héroe en todas las escenas de acción y consigue que el desenlace de su aventura nos deje con ganas de más.


No he visto Los Vengadores ni pertenezco al club de fans de los cómics (¿o debería decir novelas gráficas?) de la Marvel, pero – si las piezas encajan tan bien como dan a entender en El Soldado de Invierno – me parece francamente admirable que Marvel haya conseguido vincular los universos de héroes tan distintos como el Capitán y Iron Man (sí, señores: no soy un fiel seguidor de estos personajes pero puedo interpretar que ese “Stark” cercano al final no pertenece a Invernalia). Es más, si algo me apasionó de la película, no sólo fue esa invisible conspiración tan acertada y que conectaba tan bien con la no del todo convincente historia de su predecesora, sino lo espectacularmente eficaz que es su final: un desenlace que no hace más que anticipar la segunda entrega de Los Vengadores, algo que demuestra – una vez más – lo bien que lo está haciendo Marvel al reunir a todas sus minas de oro en un aparente universo común. ¿Marvel o Disney? Quién sabe.

A pesar de eso, y teniendo en cuenta sus múltiples virtudes (entre las que también está su acertadísimo arranque), Capitán América: El Soldado de Invierno tiene alguna que otra escena o línea en el guión bastante prescindible que podría no hacer tan evidente la que debería ser su verdadera finalidad: entretener. Y es que he de admitir que en más de una ocasión me sentí incómodo al ver cómo se intentaba aprovechar la sorprendente calidad de la banda sonora para otorgar a la trama con algún momento cargado de ineficaz sentimentalismo o cómo se exprimía hasta la saciedad la repelente bondad del Sr. Capitán. No cuela: yo soy de los que opinan que esos huecos están incluso mejor rellenados con inocentes y facilonas bromas (marca de la casa) que nos hagan soltar un ligero - pero no molesto – “ja-ja”. No voy al cine a ver Capitán América para llorar. Eso sólo lo hago en dramas de verdad. O en películas Disney. O en las de El Señor de los Anillos. O con Harry Potter. Pero no con películas de superhéroes vestidos con la bandera de EEUU. Así que dejen de intentarlo. Soy así.


En definitiva, y pese a los inevitables puntos débiles del filme, Capitan América: El Soldado de Invierno es una de esas películas de superhéroes desenfadada pero bien trabajada, que cumple muy bien con su misión de entretener y que, sobre todo, es capaz de dejar impresionados a los espectadores con alguna que otra escena de acción poco aparatosa pero francamente destacable, con una banda sonora bastante buena, y con esa magistral forma con la que se están atando las historias de los héroes de la Marvel (haciéndolos así mucho más atractivos a un colectivo de cinéfilos tan ignorantes en esta materia como yo).

Y sí: ya me ha quedado claro que tengo que ver Los Vengadores.

●Te gustará si: disfrutas de una película de superhéroes llena de buenas escenas de acción, una trama interesante, unos muy correctos personajes y alguno que otro chiste que reafirma quiénes son, independientemente de que gusten más o menos.

● No te gustará si: eres tan inmune a las grandes escenas de acción que ya nada consigue sorprenderte o si no soportas ver películas de acción que intentan cargarse – ineficazmente – de torpe sentimentalismo.


Jerry

9 comentarios:

  1. He de reconocer que no le tengo mucho apego al Capitán América, aunque si a Chris Evans, pero aún así me aventuré a darle una segunda oportunidad a la película porque la primera me gustó, aunque no fue tampoco gran cosa. Esta está bien, no es del todo maravillosa, pero me ha encantado que haya más protagonistas dentro del film.

    Lo que no entiendo es porque le llaman Capitán América a la película no nombran en ningún momento en el título a Viuda Negra que es la coprotagonista. Es como llamar a los Vengadores por el nombre de uno solo de los superhéroes.

    Kiss

    ResponderEliminar
  2. Yo tuve dos referencias en mi gris infancia que me ayudaron a sobrellevarla, una fueron los comic de Marvel, en blanco y negro, en los sesenta Dar Devil era editado en España como Dan Defensor, un Demonio no era bien visto. La otra gran ayuda fue el cine de mi barrio y sus programas dobles, al cual podía entrar gratis siempre, gracias a un pase mágico y celestial que le dieron a mi padre, porque trabajaba en el Ministerio de Información y Turismo. Ver el comic en la pantalla fue toda una serie de sensaciones encontradas. Nunca he conseguido ver una de éstas películas con la ilusión con la que compraba mis comic, que luego cambiavamos por 5 pesetas en una tienda de golosinas por otro. Y sí, iré a ver esta también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  3. Bueno, pues acabo de llegar del cine de ver al capi. Me sigue gustando más en mis comic en blanco y negro, donde no había staccato. Es una película entretenida, con algunos giros bien ejecutados. Para mi gusto abusa del staccato en las escenas de acción y la coreografía de las peleas se pierde entre saltos de fotograma. Por otro lado la concesión al 3D, hace que en 2D, como la he visto, se sature de planos excesivamente angulados para que salgan como aristas fuera de la pantalla. Estos detalles asi como el uso de la camara a pulso, sin estabilizador, hace que para los astigmaticos, entre los que me incluyo, no resulte una pelicula comoda a la vista. Muy propio de Marvel el introducir una puerta a una segunda parte a mitad de los créditos finales. En fin mi hijo la disfrutó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡bien dicho por los astigmáticos! Yo también lo soy ;) Gracias por compartir tus opiniones! Un saludo

      Eliminar
  4. Vamos a haver un partido de los astigmáticos reclamando planos más abiertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente quería decir hacer un partido de astigmáticos unidos pidiendo que se ruede como en Cantando Bajo la Lluvia con esos maravillosos planos abiertos que llenaban toda la pantalla. Ahora como todo va después a la TV no hay quien pille más allá de un plano medio o medio corto. VIVA EL CINEMASCOPE, por más carroza que esté.

      Eliminar
  5. Muy bien lograda, madura, serie y diferente ha logrado ser esta historia. Todo indicaba que sería 'Los vengadores la era de ultron', la cinta que realmente pudiese discutir el cetro de mejor película Marvel a su primera entrega, viéndose a títulos como 'Capitán América: El soldado de invierno' como un mero trámite hasta que llegase lo realmente bueno. Pues bien, ya podemos ir olvidándonos de esa idea, porque la segunda entrega de las aventuras del Capitán América es lo mejor que hemos visto de Marvel hasta el momento. Con 'Capitán América: El primer vengador' se apostó por un afortunado cruce entre cine bélico y de aventuras para introducir a un personaje en 'Los Vengadores', lo cual fue solo un simple trámite. Ahora esta entrega es espectacular de principio a fin, rodada con personalidad y enriquecida con una interesante reflexión política sobre la clásica disyuntiva jeffersoniana entre seguridad a cambio libertad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...