miércoles, 29 de diciembre de 2021

SERIES | MIDNIGHT MASS

Con la llegada de fin de año a muchos nos gusta echar la vista atrás y repasar los libros, películas, series o canciones que han ocupado nuestro tiempo libre para decidir cuáles son los que han merecido más la pena. Puede que haya a quienes esto les parezca una tontería, pero a mí personalmente me encanta hacerlo. Al fin y al cabo, casi siempre las series o películas que veo las termino asociando a un momento determinado, a alguien en particular o a alguna anécdota o conversación concreta, así que recordarlo siempre me reconforta. Igual que el infame wrapped anual de Spotify. Y aunque desde hace dos años el tiempo que tengo para ir al cine - o para sentarme delante del ordenador y contaros las poco profesionales opiniones que tengo de todo lo que veo - es muy pequeño por lo difícil que me está resultando compaginar responsabilidades con aficiones, no quería dejar de publicar una pequeña entrada antes de que terminase el año para hablaros de una de esas series que, al revisar el historial del 2021, me parece que destaca con respecto al resto. Así que os voy a contar por qué Midnight Mass (Mike Flanagan, 2021) me parece de lo mejorcito que he visto este año.

Flanagan, que no sólo escribe sino además dirige todos los episodios de esta miniserie, ha decidido huir de las historias de terror que giran en torno a mansiones con fantasmas (véanse sus trabajos previos The Haunting of Hill House [2018] y The Haunting of Bly Manor [2020]) para centrarse en una comunidad de vecinos, localizada en una pequeña isla a 48 kilómetros del continente, que experimentará un despertar místico-religioso con la llegada de un nuevo párroco que, aparentemente, obra milagros.

Gracias a un ritmo narrativo pausado que se toma su tiempo para dar forma a sus personajes, avivar el fuego del eventual conflicto y para despertar el interés de los espectadores, lo primero que Flanagan consigue - por mucho que algunos de los protagonistas estén desbordados de estereotipos - es que el público conecte con los habitantes de Crockett Island y desarrolle una empatía que - sintiéndolo mucho - no es habitual en las producciones televisivas. Así, uno no sólo llegará a sonreír por el enternecedor reencuentro de Erin y Riley o a desesperarse por no comprender el propósito del Padre Paul (arrebatador Hamish Linklater), sino que además detestará a la manipuladora Bev Keane (increíble Samantha Sloyan), apostará por la redención de Joe Collie o podrá entender lo difícil que es para el sheriff Hassan aceptar las decisiones de su hijo. Y mientras el espectador se deja nutrir por esta pintoresca y atractiva comunidad de vecinos, el misterio va echando raíces - sin que apenas uno se de cuenta - en todos los rincones de la isla, ya sea en forma de violentas tormentas, repentinas desapariciones o eventos inexplicables.

Llegado el ecuador de la serie, ese fantástico cuarto episodio ('Lamentations'), Flanagan opta por mostrar sin tapujos las dos caras de su creación, tan diferentes como complementarias. Es ahí donde el espectador se da cuenta de que, por un lado, Midnight Mass es lo que muchos amantes de las producciones anteriores de Flanagan esperan: una serie de misterio con efectivísimos sobresaltos y con un clímax francamente aterrador llegado el final del sexto episodio ('Act of the Apostles'). Pero, por otro lado, y después de escuchar la extensa conversación que tienen Riley y Erin en el salón, lo que el mismo Flanagan quiere dejar claro es que la serie no deja de ser una historia sobre la fe, el sentido de la religión, la naturaleza humana y el misterio de la muerte.

Por todas estas estas razones, así como por su exquisita banda sonora original y por su tan característico manejo de la cámara, Midnight Mass es la serie que más destacaría de este año 2021. Recuerdo que empecé a verla y, a mitad del primer episodio, la abandoné. Pero volví a ella. Y la disfruté tanto, que la vi una segunda vez en compañía de mi mujer. Porque, además de que el misterio que la impregna es muy interesante y sus sobresaltos muy agradecidos, su trasfondo y las preguntas que genera sobre quiénes somos y dónde vamos, son sumamente relevantes. 

No os la perdáis.

La primer temporada de Midnight Mass está disponible en Netflix.

Jerry

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...