lunes, 27 de febrero de 2017

CRITICA | Moonlight


En ese momento de la noche en el que ya apenas tenía fuerzas para mantener los ojos abiertos, la inquietud de Warren Beatty llamó mi atención. La estrella de Bonny and Clyde (Arthur Penn, 1967) abrió el sobre con seguridad y emoción, miró lo que estaba escrito en la tarjeta, comprobó de nuevo el contenido del envoltorio, se giró sorprendido a su compañera y entonó la célebre frase que comienza con aquel "And the Academy Award..." sin ser capaz de terminarla. Estaba desconcertado. Intentó continuar, pero - sin atreverse a hacer ninguna afirmación - tendió el sobre y la tarjeta a Faye Dunaway para que fuese ella quien declarase a La La Land (Damien Chazelle, 2016) como la vencedora de la noche. El público rugió, las partituras de Justin Hurwitz inundaron el teatro y el equipo de la que era la gran favorita de la temporada subió al escenario y comenzó su discurso de aceptación... Hasta que ocurrió lo que ahora sabemos: se confirmó que todo había sido un error y que en realidad la película que se llevaba la estatuilla dorada a casa era Moonlight (Barry Jenkins, 2016). Y no, por muy surrealista que a todos nos pareciese, Jimmy Kimmel no estaba detrás de este malentendido.


Si os soy completamente sincero, en el momento en el que Jordan Horowitz aseguró que no era una broma eso de que Moonlight había ganado el gran premio de la noche pese a ser él quien estaba sujetando el Oscar, llegué a pensar que la Academia había decidido conceder el título de Mejor Película a dos largometrajes distintos. Imaginaos: la 89ª ceremonia de los Oscar no habría pasado a la historia por ser aquella en la que se dejó que todo el equipo de una película que no había ganado subiese al escenario para aceptar el premio, sino la que - ante la incapacidad de los votantes por escoger una u otra obra - había optado por coronar dos largometrajes en lugar de uno. Pero todo quedó en una fantasía, pues el gran trabajo de Barry Jenkins sería la única triunfadora, dejando así al equipo de Chazelle como esos soñadores que, cabizbajos, quisieron pero no pudieron.

Sin embargo, aunque La La Land me parezca una película redonda y me diese mucha pena ver cómo los productores del musical terminaban unos discursos que se quedarían en nada, hay que reconocer que el filme de Barry Jenkins es apasionante. Mezclando el tormento de las víctimas del bullying con el desamparo al que todo hijo de consumidores de drogas se enfrenta y la inseguridad en la que la homosexualidad a veces sume a jóvenes que no saben cómo ser ellos mismos en una sociedad que sigue siendo sumamente homófoba, el segundo trabajo de Jenkins es una auténtica lección de buen cine. Ya sea por su exquisita fotografía, su facilidad para manejar la cámara o su sutil y elegante abordaje de la historia, Moonlight para mí es, de todas las candidatas a Mejor Película, la única que tenía derecho a arrebatar el premio a la cinta de Chazelle. 

Por lo tanto, ver al equipo de Moonlight subir al escenario también fue un alegría, pues el título que todos pensábamos que pararía en manos de los productores de La La Land se lo ha llevado una fantástica historia que es tan cinematográficamente cautivadora como moral y socialmente necesaria. 

Bravo.




● Año: 2016
● Director: Barry Jenkins
● Reparto: Trevante Rhodes, André Holland, Janelle Monáe, Ashton Sanders, Jharrel Jerome, Naomie Harris, Mahershala Ali
● Guión: Barry Jenkins
● Dirección Fotografía: James Laxton
● Banda Sonora: Nicholas Britell
● Nominaciones a los Óscar: Mejor Película (Ganadora), Mejor Director (Nominado), Mejor Actor de Reparto (Mahersala Ali - Ganador), Mejor Actriz de Reparto (Naomie Harris - Nominada), Mejor Guión Adaptado (Ganadora), Mejor Banda Sonora Original (Nominada), Mejor Fotografía (Nominada), Mejor Montaje (Nominada)
● Duración: 111min.

Jerry
Imagen vía Collider

6 comentarios:

  1. Hola! Tengo muchas ganas de verla, tiene muy buena pinta. Supongo que se merece el Oscar pero como no la he visto no puedo opinar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Es una película lenta, aburrida y no se merece ningún Oscar. Le dieron el Oscar para llevarle la contraria a la política de Trump. Seguro que fue a ultima hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por fin encuentro a alguien que opine igual que yo. Me pareció muy aburrida, el argumento no conducía a nada, mas que a mostrar como sufría el pobre protagonista.
      La verdad que de las nominadas fue la que menos me gusto.

      Eliminar
    2. SISISI , SEGURO ASI MISMO FUE, YO PENSE LO MISMO DESDE EL PRIMER MOMENTO!!

      Eliminar
  3. muuuuy aburrida... con actuaciones nada reveladoras, una cosa es la sutileza para abordar un rol complejo y otra el tránsito sin peso, no me conmovió en nada

    ResponderEliminar
  4. SUPER DE ACUERDO, ES UN PELICULA LENTA Y ABURRIDA Y PARA COLMO MALISIMA FOTOGRAFIA Y USO DE LA CAMARA. ES CIERTO ESO DE Q HAYA SIDO PARA MOLESTAR A TRUMP!!! JAJAJA. ASI MISMO ES. MALISIMA

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...