miércoles, 28 de marzo de 2012

Escena de la Semana: Gladiator

Hace mucho tiempo prometí a una persona muy especial para mí que le dedicaría una crítica de una película. Sin embargo, no podía ser cualquier película, sino alguna que a esta persona en concreto le gustase mucho o que, simplemente, fuese "típica" suya... y es que tiene un paladar cinéfilo muy característico.

En cuanto me lo pidió me vino a la mente Gladiator, un filme de Ridley Scott (de quien estoy haciendo un "especial" ahora mismo en ¡Malditas Críticas de Cine!) que sé que le encanta y que tiene todas las características de ese tipo de películas que tanto le gustan. Sin embargo, antes de someterla a crítica tenía que volver a verla y, por desgracia, no he conseguido comprarme el DVD de la misma...

Así que a falta de crítica, y aprovechando esta racha Scottiana en el blog, pongo una de las escenas que más me impactó y que, estoy seguro, esta persona en concreto se sabrá de memoria: Maximus dándose a conocer ante el deshonorable hijo del antiguo emperador de Roma.

Esta escena, junto con muchas otras del filme, es una de esas que permanecen en la mente de los espectadores y que son utilizadas para numerosas recopilaciones, especiales o simples conmemoraciones, por la gran carga sentimental que tiene y por las grandes actuaciones de J. Phoenix y R. Crowe. 

Es, claramente, una gran escena que se merece un puesto considerable en mi ránking de "Nuestras Escenas Favoritas".

Que la disfrutes, Leti.



Jerry

2 comentarios:

  1. Yo la tengo hace años en DVD y aún no la he visto. Muy triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues deberías verla, Numantino. ¡Sin duda!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...