miércoles, 8 de febrero de 2017

ESPECIALES | Los Mejores Momentos de GIRLS


En el mismo momento en el que terminé de ver el último episodio de la quinta temporada de Girls, abrí el navegador de mi ordenador y busqué el trailer de su próxima entrega para saborear el aperitivo de lo que Lena Dunham ha preparado para poner fin a este asombroso capítulo de la historia de la HBO. Al ver aquel avance publicitario, durante el que sentí una mezcla de alegría y tristeza difícil de explicar, pensé que lo que la HBO ha conseguido con Girls no sólo ha sido propulsar la carrera de una de las mayores promesas del mundo del espectáculo (Lena Dunham, por supuesto), sino también crear una serie que va a pasar a la historia por haber conseguido retratar - con realismo y desvergüenza - a una generación contradictoria, retrógrada y extremadamente compleja. Precisamente por eso, y al asumir que su fin está muy cerca, decidí repasar algunos de sus mejores momentos para despedirnos y, ya de paso, homenajear a una serie que se merece todo tipo de aplausos.

Empecemos.



1. Dancing on My Own [T01, E03: All Adventurous Women Do]
A pesar de que en su primer episodio ya se dejó dicho que Girls se comportaría como "la voz de una generación", esta quizás pretenciosa afirmación no se hizo evidente hasta su tercer capítulo: "All Adventurous Women Do". En él, Hannah Horvath, el personaje encarnado por la propia Dunham, se entera de que ha sido infectada con el virus del papiloma humano, un descubrimiento que no sólo le hará retomar el contacto con su ex-novio Elijah (ahora homosexual) sino que además revolucionará a su grupo de amigas y le situará en una posición difícil de la que sólo encontrará una vía de escape a través de Twitter. Es en la última escena de este episodio, aquella en la que Hannah está reflexionando delante del ordenador sobre qué es lo que puede decir en la red social para desahogarse, cuando Girls se corona como - efectivamente - la voz de una generación: esa generación que utiliza las redes sociales para mucho más que mantener el contacto con sus amistades. Esa generación que quiere llamar la atención haciendo afirmaciones a sus círculos sociales sin pretender que éstos lo entiendan, pero esperando una respuesta por su parte. Ya sea a modo de "Me Gusta" o de baile alocado en el dormitorio. Brillante.


2. The Crackcident [T01, E07: Welcome To Bushwick A.k.a. The Crackcident]
Todos queremos a Shoshanna. La más joven del grupo de amigas no es sólo la más ingenua, cursi y cuadriculada de todas ellas, sino también la más "estrecha", inteligente y maníaca. Con su extraña filosofía de que todo lo que hay que saber en la vida se puede aprender con Sexo en Nueva York, su peculiar forma de hablar, y su capacidad para parecer la más inteligente del grupo, el personaje de Zosia Mamet es uno de los más queridos y uno de los que más papeletas tiene para sorprender. Tanto es así que, en el séptimo episodio de la primera temporada, Shoshanna va a una alocada fiesta en la que consumirá, sin conocimiento de causa, crack. Y os podéis imaginar el resultado: verborrea, paranoia y misandria. Además, en este disparatado episodio nuestra querida Shoshanna conocerá a Ray: aquel gruñón y desalmado treintañero que funcionará como eje central para el desarrollo de su personaje. Casi nada.


3. Mistery Party [T01, E10: She Did]
Es fácil sentirse intimidado por Jessa. La joven de origen británico, fantásticamente interpretada por Jemima Kirke, vuelve a Nueva York dispuesta a poner patas arriba todo lo que se ponga en su camino. Siendo una de las más preciadas amigas de Hannah, la prima de Shoshanna y la pseudo-némesis de Marnie (a quien no aguanta por lo estirada y poco interesante que le parece), este personaje es, junto a Shoshanna, el menos predecible de todos. Y es que Jessa representa a todas esas almas libres que consideran que hay que vivir el día a día como si de tus últimas horas en la Tierra se tratase. De esta forma, a pocos nos debería sorprender que, en el último episodio de su primera temporada, Jessa convoque a todas sus amigas a una fiesta misteriosa que termine siendo, nada más y nada menos, que su ceremonia de boda con un desconocido con el que casi tuvo relaciones pocos episodios antes... Un disparate. Pero Jessa es así, y por eso la odiamos y queremos a partes iguales.


4. Wednesday Night, Baby [T02, E03: Bad Friend]
Todos nos acordamos de lo muy de moda que estuvo hace unos años el tema musical de Icona Pop llamado I Love It, pero muy pocos sabrán que fue precisamente Girls una de las responsables en ponerlo de moda. En aquel episodio en el que Hannah decide probar la cocaína para poder tener algo sobre lo que escribir, seremos testigos de cómo nuestra protagonista pasa una loca noche neoyorquina en la que terminará bailando como si no hubiese mañana, intercambiándose la camisa con un total desconocido ("Pfff... Oh, a shirt") y declarando a Marnie la guerra después de que Elijah le cuente - bajo los efectos de la droga - que había tenido relaciones con la que es una de sus mejores amigas. Es precisamente esta confesión la que desencadenará uno de los mejores momentos de la temporada: aquel en el que Hannah le planta cara a Marnie para decirle lo mala amiga que es. Llevando una camiseta que... en fin.


5. Wonderwall [T02, E04: It's a Shame About Ray]
No todas las decisiones que toma Jessa son buenas y, aunque ella lo sabe, le suele dar igual. Por lo menos hasta el día en el que su precipitado matrimonio con Thomas John queda destrozado por una cena con los que habrían sido sus suegros. Aunque es indiscutible que a ella nunca le importó demasiado su relación con aquel vulgar ricachón, después de una discusión acalorada con él, la jovencita llega a casa de Hannah con el ánimo decaído para encontrarse a la escritora dentro de la bañera cantando Wonderwall. Lo que viene después es uno de los mejores - y más tiernos - momentos de la serie: Jessa, bañada en lágrimas, se mete en la bañera con Hannah y, después de un pequeño incidente con los mocos de la primera, las dos se dan la mano mientras la guitarra de los hermanos Gallagher introduce el fundido a negro. Estos segundos, que sorprenden al espectador por la inesperada carga emocional que llevan consigo, sirven para fortalecer la relación de estas dos jóvenes y para hacer aún más complejo y frustrante el giro que da su relación en las siguientes temporadas. ¿En qué acabará?


6. Singstar [T02, E09: On All Fours]
Mientras Hannah entra en una crisis nerviosa, Shoshanna sufre por haber sido infiel a Ray y Jessa sigue en paradero desconocido, Marnie comienza a hacer despertar a la bestia sin amor propio que tanto juego dará en las siguientes temporadas. Después de presentarse en la fiesta en la que Charlie (su ex-novio) celebra el éxito de una aplicación que él mismo había diseñado basándose en su rencor hacia Marnie, esta inocente singstar decide coger el micrófono y cantar un tema de Kanye West que hará que más de un espectador, sufriendo la vergüenza ajena más inverosímil de su vida, decida pausar el episodio y dejarlo reposar durante un rato. Gracias a Dios, estos minutos nos prepararán para lo que está por venir: una serie de malas decisiones que convertirán a Marnie en el que posiblemente sea el personaje más difícil de digerir de la serie. No sólo por su egoísmo, su escasa autoestima y el poco respeto que se tiene a sí misma, sino por lo asombrosamente efectivo y patético que es. Porque, sí: todos conocemos a alguien como Marnie. Y todos sabemos lo doloroso que es ver a gente así cometer el mismo error una y otra vez. 


7. Bitch House [T03, E07: Beach House]
La concepción que tiene Girls sobre la amistad, a pesar de pecar de pesimista, cruda y caricaturesca, no deja de ser un reflejo más o menos realista de lo que significa tener amigos. Los amigos, aquellos familiares que uno elige, a veces funcionan como los pilares que sostienen nuestras rocambolescas vidas y, otras veces, generan pesar por lo aparentemente poco sólido y egoísta que es el material del que están hechos. Un claro ejemplo de ello es el apasionante Beach House: un episodio centrado en la escapada que Marnie planea para subsanar las heridas del grupo. Sin embargo, lo que en un principio fue concebido como un fin de semana de ensueño termina convirtiéndose en una pesadilla en la que las protagonistas pondrán toda la carne sobre el asador para demostrar quién es la más desarraigada, la más egocéntrica, la más estúpida ó la borracha más cruel de todas, marcando así el comienzo de una "crisis de amigas" que todavía perdura.


8. Iowa's Amazing [T04, E02: Triggering]
Aunque nadie haya dicho que los seguidores de Girls nos cansamos de acompañar a sus protagonistas a través de las calles de Nueva York, hay que reconocer que atisbar las dinámicas de Hannah, Marnie, Shoshanna y Jessa fuera de la ciudad también es divertido. Tanto es así, que episodios como The Return (T01, E06) Videogames (T02, E07) ó Flo (T03, E09) funcionan muy bien no sólo porque se cambie de escenario, sino porque además se da pie a que se conozcan otros personajes. Por lo tanto, la fugaz estancia de Hannah en Iowa es más que bienvenida. Sobre todo si eso implica una nueva noche de fiesta con Elijah. Iowa's amazing.


9. Arigato Gozaimas [T05, E03: Japan]
Un minuto. Eso es todo lo que lo que le ha costado a la aventura de Shoshanna en Japón conseguir el sitio que ahora tiene en la lista. Los primeros segundos de Japan (T05, E03), aquellos en los que una transformada Zosia Mamet despierta en su piso de Tokyo, se prepara una taza de té, sale a la calle, hace una pequeña compra y llega a su nueva oficina, reflejan con tanta precisión lo que todos nos imaginábamos que ocurriría si alguien como Shoshanna pisaba tierra asiática, que el episodio entero tenía que tener un hueco aquí. Y es que la fusión de la cultura japonesa con la personalidad de 'Shos' es una genialidad. Una genial que no deja de ser trágica por lo tarde que llega y lo pronto que se va. Qué le vamos a hacer, Yoshi... Qué le vamos a hacer.  


10. The Moth [T05, E10: I Love You Baby]
Cuando Hannah decide presentarse a un concurso de monólogos, todos sabíamos que - por el bien de la serie - acabaría siendo escogida de entre los muchos asistentes para hacer uso de su fantástica oratoria y así sorprender al público. Lo que no sabíamos era que Hannah, esa joven egoísta y ególatra que tanto amor profesó por Adam y tanta cercanía tuvo con Jessa, acabaría en el lugar en el que está ahora: soltera y peleada con una de sus mejores amigas. Y aunque esto habría sido motivo para una recaída nerviosa similar a la de It's Back (T02, E08), ahora sabemos, gracias al monólogo final de esta temporada - tan cómico como sentido -, que Hannah ya no es quien era antes. Hannah, dentro de sus propias limitaciones, ha madurado y ha decidido no sólo dejar que Jessa y Adam se autodestruyan el uno al otro, sino intentar alcanzar la felicidad.

Aunque aún tiene que demostrarnos que lo va a conseguir.



La Sexta Temporada de GIRLS se estrena el 12 de Febrero de 2017 en HBO.

Jerry
Imágenes vía HBO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...