martes, 7 de noviembre de 2017

CRITICA | Thor: Ragnarok


Ante la proximidad del estreno de Los Vengadores: Infinity War Pt. 1 (Hnos. Russo, 2018), cabía esperar que la nueva entrega de Thor fuese a despertar revuelo entre el colectivo fan del MCU. Además de - efectivamente - haberlo hecho, el nuevo filme encabezado por Chris Hemsworth ha conseguido hacerse con el podio de la taquilla al haber recaudado - en tan sólo unos días en cartelera - la obscena cantidad de 121 millones de dólares domésticos y hasta 300M internacionales, superando así a sus predecesoras Thor (Kenneth Branagh, 2011) y Thor: The Dark World (Alan Taylor, 2013). Sin embargo, a pesar del evidente triunfo de la nueva apuesta de Marvel, Ragnarok no deja de ser un producto concebido para y por los amantes de la compañía. Y eso, bajo el punto de vista de un cinéfilo que no ha cogido un cómic de Marvel en su vida, es un problema.

No creo que mantener satisfecho al colectivo fan del trabajo de Stan Lee deba ser la prioridad de los cerebros detrás de los filmes protagonizados por los Vengadores. Es bien sabido por todos que el público de Marvel - como tantos otros fanáticos de sagas, géneros o franquicias - ha aplaudido los desastres, se ha emocionado con mediocridades y no ha sentido ni un ápice de clemencia hacia aquel público que, como yo, no consigue valorar sus aparentes virtudes o sólo reconoce autenticidad en los títulos encabezados por el Capitán América, Ant-Man y Spider-Man (este Spider-Man). 

Con Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017), va a pasar lo mismo. Los ya poco ilusionados agnósticos verán un producto Marvel excesivamente largo que ha decidido coquetear con el tono macarra de Guardianes de Galaxia (James Gunn, 2014), conceder a sus personajes alguna broma ciertamente graciosa y dotar al filme de un toque visual psicodélico y una banda sonora que casan mejor con este despiporre tan propio de Groot y compañía. Por otra parte, los fanáticos no sólo enloquecerán por el chispazo con el que se ha dotado al personaje de Thor o por la muy distinta estética de esta aventura, sino por cómo Ragnarok asfalta el camino hacia Infinity War. Y ahí es donde reside el segundo gran problema de la película de Waititi.

Marvel insiste en presentar largometrajes que no pueden ser vistos de manera aislada. Para poder "valorar" el aparente esplendor de estas adaptaciones, hay que revisarse todas las aventuras de todos sus superhéroes: una maniobra que podría considerarse maestra al obligar al espectador a pagar, pagar y pagar para así entender las desventuras de Asgard, las gemas poderosas del infinito y la vecina del quinto. Sin embargo, esta aparente gran idea puede cansar al prototipo de espectador que no termina de congeniar con la filosofía marvelita pero que ve sus películas, con curiosidad y buena intención, sin esperar tener que ser un entendido de los cómics o un experto del material audiovisual. ¿Es esto un problema? Por ahora no porque nos encontramos en la meseta del fenómeno, pero ya hay quien dice - ¿era Spielberg? - que el género de superhéroes tiene los días contados... y es precisamente esa "gran idea" la que más lo fomenta.

Si no me creen, remítanse a los hechos: lo mejor de Thor: Ragnarok lo tiene Hulk, uno de los pocos héroes de la casa que aún no tiene película propia dentro de este muy confuso y exigente universo compartido. ¿O no?



Jerry
Imagen vía Collider

3 comentarios:

  1. Hola! Yo fui a verla el sábado y me pareció la mar de entretenida y se me hizo corta.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te gustase, Beatriz. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Saludos!
    A mi parecer, estuvo entretenida, pero mi crítica la baso en que ha parecido mas una película de humor barato que realmente se espera de Marvel.
    Esta bien que tenga un toque de humor, pero parece que estaba enfocada mas al público infantil que otra cosa. El único papel que parece ser que le da umbría u oscuridad a la gravedad de los sucesos ( no me gustaría hacer spoiler ) es el personaje que hace Cate Blanchett. Así que los fan de Thor, de cómic y tal... le habrán dado ganas de pegarse un tiro. Lo digo porque tengo uno cerca y maldijo la película por todas partes.

    Fuera a parte de ponerla así de mal, cualquier persona la va a disfrutar, entretenida, es, tiene humor, drama y como no acción! Así que ni tan mal...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...