jueves, 4 de enero de 2018

SERIES | Broadchurch (Temporada 3)


Hay quien dejó de ver Broadchurch (Chris Chibnall, 2013) tras su primera temporada. El fenómeno televisivo que comenzó con uno de los crímenes más misteriosos de la televisión británica - el asesinato del pequeño Danny Latimer -, a pesar de mantener al público anglosajón al filo de la butaca durante sus primeros episodios, se desinfló tras dos remakes de cuestionable calidad (la estadounidense Gracepoint y la francesa Malaterra) y una segunda temporada que, aun resultando interesante, no supo estar a la altura de su predecesora. Sin embargo, y a pesar de los riesgos que conllevaba, Chris Chibnall se arriesgó a rodar una tercera - y última - entrega que sirviese como broche final para la historia de aquella pequeña localidad del condado de Dorset. Y la jugada le salió redonda. 

En esta ocasión, y siguiendo la tendencia de otros dramas como Liar (Hnos. Williams, 2017), Chibnall nos ofrece una última visita a aquella intrigante comunidad de la costa británica utilizando la terrorífica violación a una mujer como punto de partida: un crimen que volverá a poner patas arriba a una comunidad ya devastada por el caso Latimer. Como era de esperar, será el peculiar dúo de Ellie Miller (Olivia Colman) y Alec Harvey (David Tennant) el que se encargue de dar caza a aquel depredador sexual: una tarea nada sencilla por el número creciente de sospechosos y por los secretos que todos los vecinos de Broadchurch guardan entre sí. 

A pesar de que muchos seguidores de este drama pensarán que el caso de una agresión sexual no encaja con el hilo argumental que viene arrastrando la serie desde su debut, la tercera temporada de Broadchurch no sólo aborda este tipo de delitos con un cuidado y un realismo hasta más riguroso que otras producciones exclusivamente centradas en ellos (véase Liar), sino que además consigue que la conexión entre la violación a Trish Winterman (Julie Hesmondhalgh) y el asesinato de Danny Latimer resulte hasta natural. Y es que, mientras Ellie y Alec indagan sobre lo acontecido la noche del crimen, Beth Latimer - ejerciendo como asistente para víctimas de agresiones como ésta - asistirá y acompañará a Trish mientras, a su vez, intentará lidiar con su marido Mark, aún devastado por la pérdida de su hijo y obcecado en encontrar al responsable de su muerte.

Además de que la tercera temporada de Broadchurch nos ofrece una nueva - e interesantísima - perspectiva sobre cómo las dos familias protagonistas (Miller y Latimer) han salido del paso tras el crimen de su primera entrega, con esta nueva historia Chris Chibnall vuelve a hacerse con el trono de la televisión británica gracias a unos episodios de una calidad técnica indiscutible, a unos personajes sumamente cuidados, unas actuaciones impresionantes por parte de - sobre todo - Colman y Tennant y a una banda sonora - firmada por Ólafur Arnalds - que sigue haciendo que el espectador se estremezca cada vez que en la pantalla aparecen los acantilados donde comenzó todo. Esos acantilados donde se encontró al pequeño Danny y que tanto desamparo han llevado a una tranquila localidad de la costa... Haciendo así reflexionar al espectador sobre cómo, en cualquier momento o lugar, nuestras vidas pueden ser sacudidas por eventos devastadores de los que será muy difícil salir adelante.


Las tres temporadas de Broadcurch están disponibles en Netflix España.

Jerry
Imagen vía ITV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...