miércoles, 30 de noviembre de 2011

Martes Criticón: El Graduado

Como muchos de vosotros ya sabréis, (500)Días Juntos es una de nuestras películas favoritas. Ante eso, que la introducción de la historia de desamor más asombrosa de la historia del cine contemporáneo comience con una frase en la que se hace referencia al filme El Graduado, nos llevó a ver esa película y, por eso, ahora la someteremos a crítica…

● Año: 1967
● Director: Mike Nichols
● Cast: Anne Bancroft, Dustin Hoffman, Katharine Ross, William Daniels, Murray Hamilton, Elizabeth Wilson…
● Música: Paul Simon
● Nominaciones a los Oscar: Mejor Dirección (Ganador), Mejor Actor Protagonista, Mejor Actriz Protagonista, Mejor Actriz de Reparto, Mejor película, Mejor Fotografía, Mejor Guión Adaptado.
● Duración: 102min.

Con el famosísimo “Sonido del silencio” de Simon & Garfunkel se nos introduce en la historia (basada en una novela) de un joven llamado Benjamin (Dustin Hoffman) que acaba de graduarse en la universidad y que vuelve a casa (Los Angeles), totalmente desmotivado ante el futuro, para encontrarse que una amiga de su madre, la Sra Robinson, está tremendamente interesada en él.

Pronto (quizás demasiado pronto), ambos se sumergen en una historia secreta y peculiar que, por razones obvias, jamás deberá salir a la luz. Sin embargo, todo peligrará a partir del momento en que nuestro joven protagonista comience a cansarse de que el único nexo que le une con la Sra Robinson sean las relaciones sexuales… Y ya el peligro se ve multiplicado por siete cuando éste se enamora de la hija de su amante: la guapísima Elaine.

A partir de aquí, la película toma un ritmo frenético y totalmente impredecible que nos pegará a la pantalla… ¿Se llegará a descubrir el secreto? ¿Hasta dónde podrá llegar la Sra. Robinson si Benjamin sale con su hija? ¿Cómo procederá el inseguro e inmaduro Benjamin ante las situaciones que se le presentan?.


● Polémico y Brillante Final [Sección que contiene innumerables SPOILERS]
Tras haber interrumpido la boda de Elaine, haber pegado al padre de su “chica” y marido de su “amante” (sí, todo es muy polémico en esta película), haber cogido un crucifijo como arma y haber encerrado a toda una cohorte de invitados en la Iglesia, nuestros jóvenes protagonistas se suben a un autobús y ríen por la “locura” que acaban de hacer.

Ríen por la adrenalina que les ha supuesto enfrentarse a sus temores y haber abrazado de forma absolutamente espontánea un destino incierto con la persona a la que aman. Se miran para comprobar que se sienten igual; que es recíproca esa ansiedad y exaltación que recorre todo su cuerpo.

Ríen porque no saben qué les depara el futuro pero, al ser jóvenes, todo lo que se les presente les parecerá prometedor. Sonríen porque creen que no se han equivocado y que la vida sin “locuras” no es vida. Esbozan una diminuta sonrisa porque creen que están enamorados…

Y, finalmente, permanecen serios porque no saben qué demonios van a hacer con sus vidas, no saben si se quieren lo suficiente y, desde luego, no saben si eso que acaban de vivir es el “…y comieron perdices” que todos nos aprendemos muy bien cuando somos pequeños.

Entonces, suena la canción “The Sound of Silence”, que no puede ser más oportuna: estos dos personajes se acaban de decir muchísimo sin decir ni una sola palabra, respetando siempre un silencio sepulcral que les puede conducir a un futuro lleno de fracasos. El silencio está haciendo muchísimo ruido y, entonces, mientras vemos cómo el autobús se aleja, aparecen los créditos finales.


Final polémico.

¿Interpretaciones? Miles.
Yo acabo de dar la mía. Tom, el protagonista de (500) Días Juntos, lo interpretó de otra forma.

Tom quiso ver un final feliz en el que el héroe (o, como me dijo una amiga mía, “antihéroe”) se sale con la suya y consigue acabar con la mujer de sus sueños… Lástima (o no) que se diese cuenta más tarde de que dicho final no es para nada lo que él creía. Pero eso es otro tema al que, algún día, dedicaremos un artículo entero.

[Fin SPOILERS]

● Valoración.
Como ya he mencionado anteriormente, la calidad de la película va en aumento conforme la historia se desenvuelve… Mike Nichols nos ofrece un filme con clase y personalidad, con brillantes actuaciones y temática magnética en la que se nos presentan, entre otras cosas, situaciones absolutamente geniales: la conversación en la casa de la Sra. Robinson, la primera cita de la joven pareja, el final… En general todo lo relativo al filme es cine “puro y duro”, así que, queridos lectores, no esperéis más a ver un clásico-clasicazo de Hollywood.




Jerry

5 comentarios:

  1. Que buena es esta peli!!!! Me encanta aunque es un poco dramática pero está guay! En canto a 500 días juntos, no me gustó mucho la verdad! Y Jerry aunque te pega un montón que te guste esa peli, deberías considerar seriamente el argumento. Ella es triste y deprimente y el final... Bueno, como ves no soy una gran fan!! Aunque el reparto me chifla!! besotes

    ResponderEliminar
  2. Por cierto estoy deseando ver tu próxima crítica, Four Weddings and a Funeral!! One of the best movies ever made!! :)

    ResponderEliminar
  3. ¿No te gusto (500)Días juntos? ¡Pues es de mis películas favoritas! Es innovadora, original, con un guión muy bueno, actuaciones sobresalientes, banda sonora increíble... Nos encanta. Tienes que tener en cuenta que, como nos advierten al principio del filme, "this is a story of boy meets girl...But you should know upfront, this is NOT a love story".

    ResponderEliminar
  4. Es una peli de hace 40 años y sigue de actualidad

    ResponderEliminar
  5. Es una peli de hace 40 años y sigue de actualidad

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...