viernes, 13 de septiembre de 2013

Viernes Criticón: Kick Ass 2

Prosiguiendo con mi reincorporación a la racha cinéfila tan característica del comienzo del nuevo curso académico, decidí acudir a mi querida sala 15 – aquella en la que tantas cosas terribles he vivido – para analizar la secuela de una de las mejores películas de superhéroes que he visto en mi vida.

Está claro que no hablo de Lobezno Inmortal (me abstengo a ver eso), sino de Kick Ass 2: Con un Par, la continuación de la salvaje, adolescente y gamberra película de un jovencito que decide comenzar una divertidísima doble vida como superhéroe moderno que, probablemente, todo testosterónico hombre disfrute.

Preparémonos para insultos, peleas (y palizas), sangre, armas, niveles exagerados de hormonas sexuales y más sangre. Esto es Kick Ass, motherfuckers.

● Año: 2013
● Director: Jeff Wadlow
● Cast: Aaron Taylor-Johnson, Christopher Mintz-Plasse, Chloë Grace Moretz, Jim Carrey
● Música: Henry Jackman
● Duración: 103min


Dave (también conocido, en sus heroicos – y anónimos - ratos libres, como Kick Ass) es un adolescente aburrido que quiere retomar las calles para defender a los inocentes habitantes de Nueva York. Por ese afán de convertirse en un verdadero superhéroe – que está fomentado por la repentina aparición de héroes de antifaz y capa por las calles de la Gran Manzana – convence a Mindy (Hit Girl) para empezar a entrenar juntos y formar un equipo.

Más pronto que tarde, Mindy opta por retirarse del panorama de peleas callejeras contra el mal, y Dave se une a la llamada Justice Forever; una desastrosa banda de superhéroes encabezada por un desternillante Jim Carrey, que pronto tendrá que verse las caras con un destructivo villano llamado The Motherfucker, que es – nada más y nada menos – que un mortífero Chris D’Amico sediento de venganza.


En esta gamberra segunda parte, poca innovación hay con respecto a la anterior. Es cierto que parte de la gracia del filme se pierde ante la soberbia y original primera parte, pero eso no es razón suficiente como para dejar de ver Kick Ass 2, un filme que no pretende ser más de lo que es… Su objetivo es divertir a todo espectador dispuesto a escuchar soeces e insultos, acertadas referencias al mundo del cómic (”mataron a mis padres a la salida de la ópera”), y ver salvajes peleas entre adolescentes con dudosas habilidades de lucha y niveles de testosterona políticamente incorrectos.

A pesar de que casi todas las cartas ya estuviesen puestas sobre la mesa en Kick Ass, su secuela cuenta con dos giros argumentales bastante certeros: por un lado, la nueva faceta de femme fatale de Mindy (que, sin embargo, podría haberse acortado un poco) y, por otra, la aparición de más enmascarados por la ciudad de Nueva York (siendo lo mejor de esto, con mucha diferencia, sus apodos: Night Bitch, Black Death, Mother Russia…). Y tranquilos, no echaremos tanto de menos a Nicolas Cage (Big Daddy), porque ahí está Jim Carrey con su sabueso salchichero: una pareja digna de aplauso.


Quizás Kick Ass 2 me pareció especialmente divertida (aunque no más que la primera entrega) porque, dos filas más atrás de donde yo estaba sentado, había un grupo de treintañeros que no pararon de reírse en toda la película (y su risa era extremadamente contagiosa). Sin embargo, lo que está claro es que salí del cine – al compás de Hero de Jessie J – con un muy buen sabor de boca.

Y es que Kick Ass 2 es lo que todos los que sabemos a lo que vamos, esperamos. Es una gamberrada más, que está enfocada – sobre todo - hacia un público masculino que sólo quiere entrar en una sala de cine y perderse dentro de disparatadas historias de desastrosos, infantiles y hasta ridículos superhéroes y villanos que, sin embargo, fascinan.

No le busquemos tres pies al gato.

●Te gustará si: te gustó la primera entrega o si, simplemente, te lo pasas en grande con las películas gamberras.

● No te gustará si: esperas lo que no debe ser esperado.


Jerry

4 comentarios:

  1. A mí me ha encantado esta película, e incluso más que la primera parte. No fui esperando demasiado al cine y salí realmente sorprendida. Su objetivo es entretener, no pretende inculcarnos ningún valor moral como otras películas de superhéroes. Y es que no es el típico film de superhéroes. Atrevida, gamberra, divertida... tiene todos los ingredientes para no aburrirnos ni un solo segundo.
    Muy recomendable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  2. Kick Ass 2 comienza algo lenta ya que pone mucha energía en relatarnos el marco de circunstancias de nuestros protagonistas (tres años después). Por otro lado, se nos remarca que llevan vidas bastante aburridas y que padecen del bullying generado por sus propios compañeros quienes los odian por ser distintos. A causa de este contexto, la acción tarda en llegar pero se justifica notablemente ya que este procedimiento fue necesario para establecer un marco argumental coherente. Posteriormente se nos introduce en el nudo y desenlace de la historia los cuales nos brindan todo lo que estábamos esperando: acción, combates cuerpo a cuerpo, explosiones y mucho gore.

    Kick Ass 2 sigue trazando un perfil inigualable a la hora de mostrar a nuestros héroes cruzando los limites que los demás héroes de Marvel y Dc ni sueñan. Asimismo, evita relatarnos un cuento estúpido de príncipes y princesas el cual también ha manchado a los paladines del cómic por su inverosimilitud. De hecho Kick Ass 2 coquetea un poco con esto -a modo de parodia- pero de ninguna manera lo convierte en el motor de la historia sino que se centra en el sentido de la supervivencia que nuestros protagonistas deben desarrollar para vivir en un mundo sumamente caótico y criminal.

    Calificación: 8/10

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...