viernes, 15 de mayo de 2015

Viernes Criticón: Los Vengadores, La Era de Ultrón

Cada día me da más rabia ir al cine entre semana y ver cómo la gran mayoría de los pocos espectadores que se atreven a acudir al templo cinéfilo un lunes por la noche, se mete, de forma casi exclusiva, en sesiones de películas como Los Vengadores.

Reconozco que justo ahora la cartelera española no es la mejor, pero esa molesta costumbre que tiene la gente de ir al cine sólo a ver filmes tan comerciales – que no por ello buenos o malos – como lo nuevo de Joss Whedon, me revienta. Me revienta porque se sigue teniendo ese ridículo concepto de que “ir al cine es caro” y, como consecuencia de esa ingenua afirmación (para nada fundamentada por los numerosísimos descuentos que cadenas de cines como Cinesa ofrece a su público), sólo se hace un esfuerzo para ver filmes de esta categoría.

De la categoría de La Era de Ultrón, el que probablemente sea el filme más comercial, artificial y palomitero del año.

● Año: 2015
● Director: Joss Whedon
● Cast: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Chris Evans, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Aaron Taylor-Johnson, Elizabeth Olsen, Paul Bettany, Samuel L. Jackson, Don Cheadle…
● Música: Brian Tyler, Danny Elfman
● Duración: 141min


Después de haber visto el fantástico (y precoz) plano secuencia que introducía de forma muy satisfactoria al equipo de superhéroes más famoso del panorama cinematográfico actual, inmediatamente pensé que La Era de Ultrón me iba a gustar más que su predecesora. A pesar de que la película del 2012 también tuviese una secuencia muy similar a la que se ve en los primeros minutos de esta película, algo me decía que si empezaba pisando así de fuerte, sería por algo. 

Sin embargo, el segundo asalto de Los Vengadores, a pesar de haberlo visto en pantalla grande y con una obscena cantidad de palomitas haciéndome compañía, no me ha parecido mejor que la entrega de hace unos años. Puede que parte de la culpa sea sólo mía por haber ido dos veces al cine en un intervalo de tiempo menor a seis horas, pero, si os soy sincero, los únicos dos contratiempos que podrían haber nublado mi juicio no entraron conmigo en la sala: porque ni me noté cansado, ni me dolía la cabeza. Así que algo había fallado con Ultrón.


El primer hándicap que le veo a esta esperadísima secuela es que, desgraciadamente, el pescado ya estaba vendido. Ya sabemos lo que es ver trabajar a tantos superhéroes juntos y, aunque las escenas de acción sean notablemente más espectaculares y estén mejor cuidadas que en la anterior aventura, la frescura que transmitían los actores hace unos años ya no está presente. Ni en los actores, ni en la trama, porque, seamos sinceros, o soy de los pocos espectadores que ven súper poco atractivos a los villanos de estas películas, o el material sobre el que están basadas es mucho menos eficaz que el del resto de aventuras de la casa Marvel. Ya no sólo es que los villanos o los personajes secundarios no despierten la misma simpatía que los del anterior filme (lo siento Mercurio, me quedo con tu versión de Días del Futuro Pasado), sino que además la historia no deja de girar y girar sobre un mismo epicentro que, encima, se ve acompañado de monólogos poco resultones que desde luego no son imprescindibles para el desarrollo de la trama.

Dicho todo esto, considero totalmente aceptable que un agnóstico de la materia como yo no establezca una sinapsis con la película lo suficientemente potente como para sumirme en un estado de catarsis cinéfila. Sin embargo, tras toda la expectación que lo nuevo de Joss Whedon ha generado, todo crítico y espectador con un mínimo ápice de espíritu geek que desease ver algo más grande, más impresionante y más marveliano que en la anterior entrega, se verá recompensado. Y es que resulta que La Era de Ultrón es más oscura y siniestra que su antecesora, que se han incorporado nuevas caras al reparto (y, como seguidor de las aventuras de la patrulla X tengo que decir que eso es extremadamente importante), que la acción es más trepidante, y que se mantiene la fidelidad al espíritu de la casa. Pero, tal y como dije en la entrada dedicada a Los Vengadores, esto no funciona tan bien conmigo y, fruto de ello, la más sentida indiferencia se apodera de mis manos a la hora de escribir estas palabras.


Al final del día Los Vengadores: La Era de Ultrón es lo que es: una película de acción palomitera, diseñada para resultar accesible a todo tipo de público, destinada a entretener, y especialmente enfocada hacia ese colectivo de espectadores que, no sólo han visto todas las películas de la casa Marvel, sino que además han dedicado una mínima parte de su tiempo libre a leerse los cómics.

Eso sí, los guiños a Pinocho – y, consecuentemente, a Disney - me entusiasmaron.

●Te gustará si: disfrutaste muchísimo de la primera entrega, o si eres un enamorado de los productos de la Marvel.

● No te gustará si: siendo agnóstico como yo, esperas ver una secuela que supere a su predecesora.

Jerry

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...