viernes, 11 de octubre de 2013

Polémico y Curioso Disney: Despertando a la Bella Durmiente




Tengo un amigo que, en muchas ocasiones a lo largo del año, me toma el pelo con mi condición de defensor empedernido de la compañía Disney y de sus clásicos cinematográficos. Sin embargo, y como toda persona razonable, sé perfectamente que no hay lugar en la Tierra en el que reine la calma, la armonía y la felicidad de forma constante. Ni siquiera en Disney.

Con afán de presentaros uno de mis documentales favoritos, y aprovechando la ocasión para publicar una entrada de mi queridísima sección Polémico y Curioso Disney, os introduzco en la odisea que el departamento de animación de Disney tuvo que sufrir a finales de los años 80 y principios de los 90.

Una Odisea cuyo objetivo era despertar a la Bella Durmiente...

Año: 2010
Director: Don Hahn
Cast: Roy E. Disney, Michael Eisner, Jeffrey Katzenberg, Randy Cartwright, Howard Ashman, Peter Schneider…
Música: Chris P. Bacon
Duración: 85min


Tras una cosecha de éxitos desorbitada, y con una repentina y cuestionable calidad de películas de animación en un momento histórico en el que las cintas de dibujos estaban empezando a verse como totalmente prescindibles, el estudio que una vez tuvo a todo el mundo a sus pies con sus clásicos cinematográficos entra en una terrible crisis.

Esta crisis no sólo se debía a la coexistencia de viejos animadores con nuevos, sino a los presupuestos desorbitados, a la fijación de la compañía por eventos extra-cinematográficos, y a las exigencias de un público que ya no se conformaba con cualquier cosa.

Ante este panorama, y para intentar que la compañía se mantuviese a flote en un mar de dificultades, Disney se vio obligada a contratar a Michael Eisner como consejero delegado, a Frank Wells, Jeffrey Katzenberg y a Roy Disney (sobrino de Walt) como el encargado del departamento de animación.


Pese a esta renovación de personal, la crisis seguía prevaleciendo en los pasillos de un departamento de animación que sólo dejaría de caer en el abismo si se aplicaban cambios drásticos en la concepción de las películas de dibujos, algo que nadie supo arreglar hasta la llegada del apasionado Howard Ashman y el grandísimo Alan Menken; dos compositores que revolucionarían la industria.

Fueron estos dos últimos personajes los que recuperaron la tradición musical de los clásicos Disney y los que catalizaron la reacción que resultaría en la concepción de títulos tan aclamados como La Bella y la Bestia, Aladdín, La Sirenita y El Rey León. Sin embargo, y a pesar de estos éxitos, el fuego de la crisis no se había terminado de apagar: las tensiones entre Eisner, Disney y Katzenberg avivaban la hoguera que, eventualmente, traería consigo - además de cenizas - la partida de uno de ellos a cambio de la supervivencia de la compañía de los sueños.


Waking Sleeping Beauty no es un documental como cualquier otro. Además de que cuenta – de forma magistral gracias al director Don Hahn y al productor Peter Schneider - la historia de una compañía queridísima que estuvo al borde del precipicio, nos sumerge en el desconocido mundo de la animación y nos presenta hitos cinematográficos de Disney tales como el lanzamiento de sus títulos en VHS, la compleja realización de los dibujos y toda la odisea que supone hacer una cinta de animación.

Con un planteamiento de la película excelente, una historia narrada de forma magistral en la que se entremezclan entrevistas actuales con grabaciones hechas en los años 80 y 90, y curiosidades de las películas con las que crecimos muchos de nosotros (que probablemente hagan llorar a más de un espectador [me declaro culpable]), Waking Sleeping Beauty no sólo es un documental de calidad suprema, sino una historia que todo fan de Disney no debe perderse.

Antes de terminar esta crítica, quería agradecer a una gran amiga mía por haberme regalado esta película en DVD. Sin su ayuda, no la habría podido ver por no estar a la venta en España. Muchísimas gracias y felicidades por tu cumpleaños, Leiomioma.

Te gustará si: quieres conocer algo más sobre Disney en general o sobre la realización de clásicos como La Sirenita, Aladdin, La Bella y la Bestia y El Rey León.

No te gustará si: no te interesa saber absolutamente nada de Disney.

Jerry

1 comentario:

  1. La verdad es una de mis nuevas películas favoritas de Disney. Cuando la fui a ver al cine, no me esperaba una historia tan buena.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...