lunes, 17 de febrero de 2014

True Detective y su Plano Secuencia

Pocas veces las series de televisión me arrastran al ordenador para escribir sobre ellas sin que su última temporada haya tocado a su fin. Fue la grandeza de American Horror Story: Coven la que consiguió que le dedicase unas líneas prematuras para, simplemente, comentar lo increíblemente sinvergüenza y fascinante que me estaba pareciendo, y ahora es True Detective (la nueva apuesta la cadena HBO) la que, con ese sublime cuarto episodio, hace que no pueda contener las ganas de presentaros esta serie que tantísimo está dando de qué hablar.

Y es que True Detective forma parte de ese colectivo de series que son polémicas no sólo por los fanáticos seguidores que genera sino por los asiduos detractores dispuestos a destrozar los firmes - y fabulosos - cimientos sobre los que está construida.

Creador: Nic Pizzolatto
Género: Drama criminal
Reparto: Matthew McConaughey, Woody Harrelson, Michelle Monaghan, Michael Potts, Tory Kittles
Duración: 1 temporada (2014 – Presente)
País de Origen: EEUU


Con True Detective nos sumergimos en una sórdida Lousiana que representa ese Estados Unidos al que cualquier europeo no querría ir para ver cumplido su sueño americano. Una Lousiana impura, llena de americanos con un acento exageradamente cerrado, infestada de humildes campiñas en las que el color verde es demasiado tímido para dejarse ver, y en la que dos detectives de la policía comienzan a investigar el extraño asesinato de una prostituta. Sin embargo, la ya mencionada muerte podría ser descrita con cualquier calificativo salvo "corriente", y, desde el primer momento, nuestros protagonistas se darán cuenta y tendrán que comenzar una lenta - pero intensa – investigación que, aparentemente, terminará con el encarcelamiento del supuesto asesino.

Esto último lo sabemos porque, durante los cuatro episodios que lleva la temporada, en todos y cada uno de ellos presenciamos – flashforward mediante – dos distintos interrogatorios a los dos detectives que estaban a cargo de la investigación: Martin Hart (Woody Harrelson) y Rustin Cohle (Matthew McConaughey) que, por causas que desconocemos, no se ven desde el año 2002.


He de reconocer que cuando vi el primer episodio de True Detective no conseguí valorar lo que estaba viendo. Me pareció una buena serie de televisión pero, no sé por qué, su pausada historia no terminaba de engancharme y, consecuentemente, sólo seguí viéndola porque la actuación de McConaughey era – cuanto menos – soberbia. Sin embargo, por muy bien que actuase este tejano (nominado al Oscar de la Academia, por cierto), una buena interpretación nunca fue razón suficiente para seguir una serie. Y me planteé abandonarla.

Un inesperado día, un buen amigo mío me comentó que la estaba viendo y, al comprobar que yo no era la única persona de mi reducido ambiente que estaba siguiendo la serie, decidí darle una oportunidad más. Y menos mal porque, a partir del tercer episodio True Detective se convierte en una bomba de relojería que culmina en un cuarto episodio con unos seis minutazos de plano secuencia merecedores de la más absoluta y sincera alabanza. Nunca jamás en el mundo de la televisión había visto una escena tan superlativa como la última del cuarto episodio: sin cortes, con grandes actuaciones, complicadísima, intensísima y lo suficientemente buena como para saber, después de haber visto sólo cuatro horas de la serie, que clarísimamente, True Detective va a ser una de las mejores series del año 2014.


Y no sólo me atrevo a hacer semejante afirmación después de haber visto EL plano secuencia, sino porque – a partir del tercer episodio – los personajes comienzan a evolucionar a una velocidad abrumadora y la historia comienza tomar una forma que, claramente, seguirá sorprendiendo y fascinando al espectador.

Estaba equivocado. Merece la pena ver True Detective sólo por las actuaciones de McConaughey y de Harrelson. Merece la pena ver True Detective por el plano secuencia del cuarto episodio. Merece la pena ver True Detective por sus fantásticos créditos iniciales. Merece la pena ver True Detective porque, pese a su lento arranque, su trama y sus personajes son fascinantes. 

Hay que ver True Detective porque forma parte de ese colectivo de series del que hay que tener una opinión. Creedme.

Jerry

3 comentarios:

  1. Muy buena serie! Ayer precisamente yo también le dediqué un post en mi blog. Os lo dejo por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/louisiana-detectives-club.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. "los personajes empiezan a evolucionar a una velocidad abrumadora"

    "Merece la pena ver True Detective porque, pese a su lento arranque, su trama y sus personajes son fascinantes. "

    Me gusta tu crítica, mucho. Pero te sugeriría, para no dar lugar a equívocos, que añadieras, los personajes MASCULINOS. porque lo que es los femeninos... pero, vamos, que eso es secundario.
    http://leidisandgentelmen.blogspot.com/2014/03/true-detective-y-los-guionistas.html

    ResponderEliminar
  3. Sí, es mucho mejor Anatomía de Grey. :P

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...